Arcos fajones y formeros

soporte del arco transversal

Los zapatos de tacón alto llevan mucho tiempo en la sociedad y se sabe que causan desequilibrios biomecánicos no sólo en el pie, sino en todo el sistema musculoesquelético. Este estudio pretende mostrar los cambios detallados que se producen en la forma del arco transversal del pie con tacones altos, utilizando dos grados de inclinación diferentes.
En este estudio participaron 68 mujeres. Se fabricaron dos tacones altos a medida con inclinaciones de 15 y 30 grados (cm). Se utilizó una ecografía con soporte de peso para evaluar la vista coronal del arco transversal en bipedestación. Se utilizaron las pruebas ANOVA y Tuckey para comparar los resultados entre las inclinaciones de 0 grados, 15 grados y 30 grados.
La altura del arco transversal aumentó ligeramente al aumentar la altura del talón (0DI-15DI: p = 0,5852 / 15DI-30DI: p = 0,395 / 0DI-30DI: p = 0,0593). La longitud del arco transversal (0DI-15DI: p = 0,0486 / 15DI-30DI: p = 0,0004 / 0DI-30DI: p = 0,1105) y el área bajo las cabezas de los metatarsos (0DI-15DI: p = 0,0422 / 15DI-30DI: p = 0,0180 / 0DI-30DI: p = 0,9463) disminuyeron significativamente al aumentar la altura del talón.

pilar del arco longitudinal medial

Los zapatos de tacón alto llevan mucho tiempo en la sociedad y se sabe que causan desequilibrios biomecánicos no sólo en el pie, sino en todo el sistema musculoesquelético. Este estudio pretende mostrar los cambios detallados que se producen en la forma del arco transversal del pie con tacones altos, utilizando dos grados de inclinación diferentes.
En este estudio participaron 68 mujeres. Se fabricaron dos tacones altos a medida con inclinaciones de 15 y 30 grados (cm). Se utilizó una ecografía con soporte de peso para evaluar la vista coronal del arco transversal en bipedestación. Se utilizaron las pruebas ANOVA y Tuckey para comparar los resultados entre las inclinaciones de 0 grados, 15 grados y 30 grados.
La altura del arco transversal aumentó ligeramente al aumentar la altura del talón (0DI-15DI: p = 0,5852 / 15DI-30DI: p = 0,395 / 0DI-30DI: p = 0,0593). La longitud del arco transversal (0DI-15DI: p = 0,0486 / 15DI-30DI: p = 0,0004 / 0DI-30DI: p = 0,1105) y el área bajo las cabezas de los metatarsos (0DI-15DI: p = 0,0422 / 15DI-30DI: p = 0,0180 / 0DI-30DI: p = 0,9463) disminuyeron significativamente al aumentar la altura del talón.

arco longitudinal del pie

El arco medial es más alto que el arco longitudinal lateral. Está formado por el calcáneo, el astrágalo, el navicular, los tres cuneiformes (medial, intermedio y lateral) y el primer, segundo y tercer metatarsianos[1].
Su cúspide se encuentra en la superficie articular superior del astrágalo, y sus dos extremidades o pilares, sobre los que se apoya en bipedestación, son la tuberosidad de la superficie plantar del calcáneo, en su parte posterior, y las cabezas del primer, segundo y tercer metatarsianos, en su parte anterior. La principal característica de este arco es su elasticidad, debida a su altura y al número de pequeñas articulaciones entre sus partes componentes[1].
Su parte más débil (es decir, la más propensa a ceder por sobrepresión) es la articulación entre el astrágalo y el navicular, pero esta porción está arriostrada por el ligamento calcaneonavicular plantar, también conocido como ligamento de resorte, que es elástico y, por lo tanto, es capaz de restaurar rápidamente el arco a su condición original cuando se elimina la fuerza perturbadora. El ligamento se refuerza medialmente al mezclarse con el ligamento deltoideo de la articulación del tobillo, y se apoya inferiormente en el tendón del tibial posterior, que se extiende en una inserción en forma de abanico y evita una tensión indebida del ligamento o un estiramiento tal que lo alargue permanentemente.

arco longitudinal lateral

Fig. 1: Curvatura transversal y rigidez.Fig. 2: Rigidez inducida por la curvatura en modelos mecánicos de pies de homínidos.Fig. 3: Prueba de flexión en tres puntos en un pie humano cadavérico.Fig. 4: Curvatura transversal de pies existentes y extintos.
Información complementariaNotas complementarias sobre (S1) Rigidez del pie, (S2) Modelización matemática de cáscaras continuas, (S3) Experimentos con cáscaras continuas, (S4) Imitaciones mecánicas del pie, y (S5) Pies humanos y de otros homininos.Resumen de informesLos datos de origen de la Fig. 4 son reconstrucciones superficiales en 3D del cuarto metatarsiano a partir de tomografías computarizadas volumétricas de 6 pies de voluntarios humanos, y 6 pies cadavéricos. Cada nombre de archivo sigue el formato <identificación del espécimen>-MT4.stl.Datos de origen
Datos fuente Fig. 2Datos fuente Fig. 3Derechos y permisosImpresiones y permisosAcerca de este artículoCite este artículoVenkadesan, M., Yawar, A., Eng, C.M. et al. Rigidez del pie humano y evolución del arco transversal.
ComentariosAl enviar un comentario usted acepta cumplir con nuestros Términos y Directrices de la Comunidad. Si encuentra algo abusivo o que no cumple con nuestros términos o directrices, por favor márquelo como inapropiado.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad