El jinete azul expresionismo

der blaue reiter kandinsky

«Estas dos posibles semejanzas entre las formas de arte de hoy y las del pasado se reconocerán de inmediato como diametralmente opuestas entre sí. La primera, al ser puramente externa, no tiene futuro. La segunda, al ser interna, contiene en sí misma la semilla del futuro». 2 de 6

«Sabía que no debía pintar lo que veía, sino sólo lo que había en mí, en mi alma. En sentido figurado, era así: en mi corazón, sentía como si hubiera un órgano, que debía hacer sonar. Y la naturaleza, que veía ante mí, sólo me incitaba. Y eso era una llave que abría este órgano y lo hacía sonar». 3 de 6

Alexej von Jawlensky «El color es un poder que influye directamente en el alma. El color es el teclado, los ojos son el martillo, el alma son las cuerdas. El artista es la mano que toca, tocando una u otra tecla, para provocar vibraciones en el alma». 4 de 6

«Sólo hoy el arte puede ser metafísico, y seguirá siéndolo. El arte se liberará de las necesidades y deseos de los hombres. Ya no pintaremos un bosque o un caballo como nos plazca o como nos parezcan, sino como realmente son.» 5 de 6

paul klee

El nombre del movimiento es el título de un cuadro que Kandinsky creó en 1903, pero no está claro si es el origen del nombre del movimiento, ya que el profesor Klaus Lankheit supo que el título del cuadro había sido sobrescrito. [1] Kandinsky escribió 20 años más tarde que el nombre deriva del entusiasmo de Marc por los caballos y del amor de Kandinsky por los jinetes, combinado con un amor compartido por el color azul[1]. Para Kandinsky, el azul es el color de la espiritualidad: cuanto más oscuro es el azul, más despierta el deseo humano de lo eterno (véase su libro de 1911 Sobre lo espiritual en el arte).

Dentro del grupo, los enfoques y objetivos artísticos variaban de un artista a otro; sin embargo, los artistas compartían un deseo común de expresar verdades espirituales a través de su arte. Creían en la promoción del arte moderno; en la conexión entre el arte visual y la música; en las asociaciones espirituales y simbólicas del color; y en un enfoque espontáneo e intuitivo de la pintura. Sus miembros se interesaban por el arte medieval europeo y el primitivismo, así como por el panorama artístico contemporáneo no figurativo de Francia. A raíz de sus encuentros con las ideas cubistas, fauvistas y rayonistas, se orientaron hacia la abstracción.

franz marc

El jinete azul es quizá el cuadro más importante de Kandinsky de principios del siglo XX, antes de que desarrollara plenamente su estilo abstracto de la música como sonido. El cuadro ilustra a un jinete vestido de azul que atraviesa a toda velocidad un prado verdoso. La abstracción intencionada del cuadro llevó a muchos teóricos del arte a proyectar sus propias representaciones sobre la figura, y algunos vieron a un niño en los brazos del jinete azul. Permitir a los espectadores participar en las representaciones del arte fue una técnica que Kandinsky utilizaría con gran éxito en sus numerosas obras posteriores, que se volvieron cada vez más abstractas a medida que avanzaba su carrera.

kandinsky jinete azul 1911

El grupo era una asociación informal de artistas muy individualistas, de diversos orígenes internacionales. Enfrentados a una Alemania industrializada que cambiaba rápidamente, anhelaban una alternativa más espiritual.

Al año siguiente se les unieron Jawlensky y Werefkin. Otros miembros eran August Macke, el suizo Paul Klee (1879-1940) y Heinrich Campendonk (1889-1957), un pintor holandés de origen alemán que se hizo amigo de Marc.

La búsqueda de Kandinsky de un lenguaje espiritual para el arte le llevó finalmente a la abstracción, pues creía que los colores y las formas podían purificar el alma. El misticismo de Marc se centraba en la idea de que la inocencia de los animales simbolizaba el regreso al paraíso terrenal.

Las ideas de los artistas se reflejaron en dos exposiciones del Jinete Azul organizadas por Kandinsky y Marc en diciembre de 1911 y febrero de 1912 y en el Almanaque del Jinete Azul que editaron, un documento importante en la historia del arte moderno, publicado en 1912.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad