Quintanilla de las viñas iglesia

iglesia visigoda españa

La zona geográfica que rodea a Santa María de Lara estaba poblada por numerosas villas romanas que precedieron a la construcción de la iglesia[8] Después de que los visigodos invadieran la Península Ibérica (sobre todo la zona que hoy conocemos como España) y los romanos abandonaran la zona, se asentaron en Quintillana de las Vinas, y construyeron la iglesia de Santa María de Lara, hacia principios del siglo VIII. Poco después, en el año 711, los moros invadieron la Península Ibérica[9] y Lara fue abandonada, ya que la población huyó al norte, a las montañas[8].
Vista del lado occidental de la iglesia. Se pueden ver las ruinas de los cimientos de la nave, que antes era de gran tamaño, así como las habitaciones que servían para los monjes que vivían en Santa María de Lara durante el siglo X. Esta parte de la iglesia se derrumbó durante el periodo de abandono de la misma, en torno al año 1100.
Un documento fechado en el año 967 d.C. (o fecha medieval española 929) recoge una donación monetaria a la iglesia y al monasterio que, en ese momento, estaba bajo el control de Santa María de Lara, por parte de una mujer llamada Muniadona, madre de Fernán González de Castilla[8] Sin embargo, debido a la falta de documentos de esa época, los historiadores no han podido comprobar la ubicación de este monasterio.

dónde se asentaron los visigodos

En las verdes y salvajes tierras de Lara, al sureste de Burgos, un viajero solitario puede toparse con Santa María de Lara y sentir que la descubre por primera vez. Este templo visigodo lleva más de 1.300 años asentado sobre el dramático telón de fondo rocoso que da nombre a la región.
Descubrí por primera vez esta rara evidencia de la actividad visigoda en 2015 durante mi segunda aventura en España con mi amado, ahora difunto, marido. Íbamos de camino a ver Salas de los Infantes y otros lugares de los Siete Caballeros Nobles por primera vez, así que cuando vi el diminuto cartel rosa en la carretera que indicaba «Templo visigodo, siglo VII» por aquí, no sentimos que pudiéramos dedicarle tiempo esa mañana.
Estaba cerrado. Quiero decir realmente cerrado, como si fuéramos las primeras personas a las que se les hubiera ocurrido entrar. Había un cartel informativo con fotos del interior, pero ningún indicio de que hubiera abierto. Tendría que vivir muchas más experiencias en los tres años siguientes antes de que este sitio me divulgara sus secretos.

campo de la ermita

La iglesia se encuentra en la región de Lara, rodeada de restos celtas, romanos y medievales. Sólo persiste su cabecera y una parte del crucero, sin las bóvedas originales. Aunque ha habido muchas dudas sobre la fecha de su construcción, gracias a una dedicatoria difícil de interpretar, hoy se considera como visigótica del siglo VII, posiblemente la última de la que se tienen noticias, junto con Santa María de Melque y San Giao de Nazaré, antes de la invasión árabe.
Construida a base de grandes sillares de piedra caliza gris con franjas de decoración grabada en piedra, también calcárea pero de color más claro, esta iglesia ha llegado sólo parcialmente hasta nuestros días, ya que los únicos elementos que quedan son el ábside cuadrado y la nave transversal. Por lo que se ha podido descubrir en las excavaciones, sabemos que era una basílica de tres naves, las dos laterales divididas en tres cámaras y separadas por series de arcos de herradura. Sólo se ha conservado el arranque de una de ellas, con un único ábside cuadrado exterior y un pórtico con dos cámaras laterales a sus pies. Tiene una nave transversal, que sería de igual altura que la central, con pórticos laterales volados, al igual que el ábside, de planta rectangular de la basílica. Su estructura parece un paso intermedio entre San Pedro de la Nave y las iglesias asturianas posteriores.

castillo visigodo

La zona geográfica que rodea a Santa María de Lara estaba poblada por numerosas villas romanas que precedieron a la construcción de la iglesia[8] Después de que los visigodos invadieran la Península Ibérica (sobre todo la zona que hoy conocemos como España) y los romanos abandonaran la zona, se asentaron en Quintillana de las Vinas, y construyeron la iglesia de Santa María de Lara, hacia principios del siglo VIII. Poco después, en el año 711, los moros invadieron la Península Ibérica[9] y Lara fue abandonada, ya que la población huyó al norte, a las montañas[8].
Vista del lado occidental de la iglesia. Se pueden ver las ruinas de los cimientos de la nave, que antes era de gran tamaño, así como las habitaciones que servían para los monjes que vivían en Santa María de Lara durante el siglo X. Esta parte de la iglesia se derrumbó durante el periodo de abandono de la misma, en torno al año 1100.
Un documento fechado en el año 967 d.C. (o fecha medieval española 929) recoge una donación monetaria a la iglesia y al monasterio que, en ese momento, estaba bajo el control de Santa María de Lara, por parte de una mujer llamada Muniadona, madre de Fernán González de Castilla[8] Sin embargo, debido a la falta de documentos de esa época, los historiadores no han podido comprobar la ubicación de este monasterio.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad