Tesoro del delfin museo del prado

[dibujo del estadio] estadio santiago bernabéu,la casa

El Tesoro de Delfín, o Joyas de Delfín (como aparece en los inventarios antiguos), es un conjunto de orfebrería antigua, realizado en su mayoría con metales nobles y piedras semipreciosas, que se conserva en el Museo del Prado de Madrid. Se llama así por haber pertenecido a Luis de Francia, el Gran Delfín, que murió durante una epidemia de viruela en 1711 sin llegar a ser rey. Su segundo hijo, Felipe V de España, heredó la parte del tesoro que ahora se conserva en Madrid. Otra parte del tesoro original se encuentra en el Louvre de París, aunque no suele citarse con esos nombres.

El primer Borbón español recibió ciento sesenta y nueve obras, [1] un porcentaje no muy grande del total (seiscientas noventa y ocho inventariadas en 1689), pero que fueron seleccionadas entre las mejores de la colección. Inicialmente se guardaron en el Real Alcázar de Madrid, conservadas en sus estuches, a la espera de que se preparara la Pieza de las Furias para su exhibición. Sin embargo, el proyecto, del arquitecto René Carlier, fue abandonado, y las piezas fueron finalmente enviadas al Palacio de la Granja -lo que por otra parte evitó que se vieran afectadas por el incendio que destruyó el recinto madrileño en 1734-, [2 ] En el que tampoco llegaron a instalarse, ya que permanecieron almacenadas en la Casa de las Alhajas. [3]

Segundo lienzo museo del prado

El Museo del Prado es una de las pinacotecas más importantes del mundo y la más famosa de Madrid. Fue inaugurado en 1819 y cuenta con la colección de pintura española más completa del mundo. Se basa principalmente en pinturas de los siglos XNUMX a XNUMX, entre las que destacan las obras maestras de pintores como Velázquez, El Greco, Rubens, El Bosco y Goya.

Gracias al impulso de la reina María Isabel de Braganza, esposa de Fernando VII, en noviembre de 1819 el Museo del Prado abrió sus puertas por primera vez en el edificio que Juan de Villanueva había diseñado como Gabinete de Historia Natural. A lo largo de los años, las donaciones y compras privadas fueron ampliando la colección de la pinacoteca.

Con motivo del estallido de la Guerra Civil en 1936, las obras de arte fueron protegidas de posibles bombardeos con sacos de arena en la planta baja del museo, pero por consejo de la Sociedad de Naciones la colección viajó a Ginebra para evitar su destrucción, aunque poco después tuvo que regresar rápidamente a Madrid tras el inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Tesoro del delfin museo del prado del momento

En los difíciles tiempos que vivimos, no visitar el Museo del Prado no es, sin duda, el mayor de nuestros problemas, pero sí es un contratiempo para quienes disfrutan de la contemplación o el estudio de sus obras. Pero no poder visitar el Prado en persona ya no es un impedimento para conocer y disfrutar de algunos de sus contenidos. Las apps del Prado son una herramienta ideal para superar la nostalgia, un método único para acceder a sus colecciones en cualquier momento y lugar y, en cierto modo, llevar siempre sus cuadros con nosotros. Hoy hablaremos de una app dedicada a una de las colecciones más exquisitas del Prado, quizá menos conocida que el resto por no ser pinturas ni esculturas: las deslumbrantes piezas decorativas de El Tesoro del Delfín.

En el verano de 2018, el Museo del Prado presentó su nuevo espacio expositivo dedicado al Tesoro, una espectacular vitrina curva de 40 metros de largo. Dos años después, nos sorprendió con una exposición (inaccesible temporalmente, pero prorrogada hasta enero de 2021) de las vitrinas diseñadas para proteger esas delicadas piezas. El enorme esfuerzo y la exquisita preparación que debió suponer el diseño y la selección de materiales de cada una de estas vitrinas nos permite imaginar la importancia y el excepcional valor que desde su creación se dio a las piezas que guardaban.En ocasiones esas piezas eran apreciadas por encima de otras obras de arte como pinturas o esculturas.

Tesoro del delfin museo del prado en línea

Esta colección, que ingresó en el Museo del Prado en 1839, se expone ahora en su totalidad en el llamado «Toro Norte», situado en la parte central de la segunda planta del Ala Norte o de Goya del Edificio Villanueva. La nueva sala del Museo del Prado es un espacio circular con una caja curva continua de 40 metros de longitud. La sala está dotada de la más avanzada tecnología de conservación, mientras que los soportes de las obras y el sistema de iluminación han sido especialmente diseñados para adaptarse a la forma y el material específicos de cada nave de lujo.

El Tesoro del Delfín está formado por un conjunto de embarcaciones de lujo que pertenecieron a Luis, el Gran Delfín de Francia (1661-1711), y que fueron heredadas tras su muerte por su hijo Felipe V (1683-1746), el primer Borbón español. Se trata de una colección única en España y comparable a los otros grandes tesoros dinásticos europeos tanto por la calidad y el valor intrínseco y la belleza de los objetos como por su importancia como ejemplo del coleccionismo europeo de las artes suntuarias en los siglos XVI y XVII, ofreciendo una imagen de poder y prestigio real.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad