Bolsa de hospital bebe

lista de comprobación de la bolsa de hospital del bebé 2020

¡Hola preciosa mamá! Nos hemos enterado de que estás en el tercer trimestre y que se acerca la fecha del parto. Tal vez tu ginecólogo te lo haya mencionado o tal vez sólo lo sepas, pero… ¡es hora de empezar a pensar en hacer la maleta del hospital!
La tarea de preparar la bolsa del hospital por primera vez puede parecer desalentadora: ¿qué necesitas exactamente? ¿Qué le proporcionará el hospital? La preparación es la clave, y hay un puñado de cosas que hay que tener en cuenta a la hora de hacer la maleta, sobre todo si es tu primer embarazo. No querrás olvidarte nada esencial en casa, pero tampoco hay razón para exagerar (¡ahórrate el dolor de espalda extra!).
¿No sabes por dónde empezar? No hay problema. Ahí es donde entramos nosotros. Queremos ayudarte a aliviar todo el estrés posible para cuando llegue el momento de conocer a tu nuevo bebé. Sigue leyendo para saber cuándo debes preparar la bolsa del hospital y qué debes poner en ella.
La mejor respuesta: cuando creas que es lo mejor para ti. Sí, el momento es importante, pero tienes cierta flexibilidad a la hora de empaquetar tus cosas. La regla general es tener la maleta preparada antes de la semana 36 o 37 de embarazo, por si el bebé llega antes de la fecha prevista. Tal vez pueda considerar la posibilidad de hacer la maleta una o dos semanas antes si su embarazo es de mayor riesgo. En general, es mejor hacer la maleta con antelación.

qué llevar en la bolsa del hospital para el bebé y la mamá filipina

Durante la visita, un guía te mostrará dónde aparcar, dónde registrarte y cómo son las salas de parto. También te explicará las opciones de parto que tienes a tu disposición y te mostrará las salas de recuperación. No tengas miedo de hacer preguntas y, si tienes un plan de parto, llévalo contigo (recuerda también llevar una copia cuando te registres en el hospital).
Lo más probable es que estés de parto cuando llegues al hospital, aunque no si tienes programada una inducción o una cesárea. Por suerte, el personal del hospital está preparado para ello y el proceso de registro suele ser rápido. Te pedirán tu nombre y los datos del seguro, y puede que también necesiten tu número de matrícula si el ala de partos tiene un aparcamiento especial.
Una vez que se haya registrado, la enfermera de la recepción le pondrá una pulsera y otra enfermera la acompañará a una sala de triaje (o a una sala de partos, si tiene un parto programado).
Si estás de parto cuando llegas al hospital, la siguiente parada después de registrarte será una sala de triaje de partos. Una enfermera conectará un monitor fetal a tu vientre para comprobar la frecuencia cardíaca de tu bebé. También controlará tus contracciones para ver su frecuencia y comprobará tu cuello uterino para ver tu grado de dilatación.

bolsa de hospital para la mamá y el bebé

Todos sabemos que la simplicidad es la clave para un parto sin estrés. La mayoría de las personas tienden a empacar en exceso cuando se preparan para ir al hospital, lo que puede resultar en una sobrecarga de artículos que no son necesarios. En esta guía hemos pensado en todo lo que necesitas para sentirte preparada, organizada y relajada.
Aunque tengas una fecha de parto determinada, tu pequeño podría llegar unas semanas antes, así que lo ideal es tener todo preparado alrededor de la semana 37. Tener la maleta para el hospital preparada de antemano significa que los bebés que lleguen antes de tiempo serán bienvenidos al mundo sin ningún estrés de última hora. Es excepcionalmente fácil llevar demasiadas cosas con la preocupación de que te falte algo, pero la mayoría de los hospitales proporcionan lo necesario para el recién nacido, así que lo mejor es empacar lo mínimo y evitar sentirse más abrumada de lo que ya estás.
Te sugerimos que lleves sólo lo esencial: unos cuantos conjuntos para el pequeño, unas cuantas mudas para ti y objetos personales de uso cotidiano. Lo más probable es que tu pareja también traiga algunos artículos, pero siempre puedes volver a casa para recoger cualquier otra cosa.

bolsas para el hospital

Nunca es demasiado pronto para reunir todo lo que necesitarás durante el parto y para después de que nazca tu bebé. Aunque no tengas previsto dar a luz en un hospital o centro de maternidad, es posible que tengas que acudir de forma inesperada, así que intenta tener una bolsa preparada cuando estés embarazada de unas 36 semanas.
Las políticas de los hospitales varían en cuanto a lo que puedes llevar cuando tengas a tu bebé. Tal vez quieras llevarte algunos objetos de casa, como tus propias almohadas, para que el ambiente sea más personal. Pero ten en cuenta que los hospitales pueden tener poco espacio.
Si vas en coche al hospital, puedes dejar la segunda bolsa en el coche. Si el parto es sencillo, puedes salir del hospital el mismo día (HES 2011) y no necesitar la segunda bolsa. Lista de comprobación de tu bolsa de hospital: lo que debes llevar para el parto ¿Debo depilarme o afeitarme? ¿Es conveniente afeitarse o depilarse el vello púbico antes de dar a luz? Descúbrelo en este breve vídeo de nuestra matrona.Más vídeos sobre el parto ¿Qué debe meter en la maleta mi pareja? ¿Qué debo meter en la maleta para después del parto?

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad