Niños con necesidades especiales

Comentarios

La aparición de hipervínculos no constituye una aprobación por parte del Departamento de Defensa de los sitios no pertenecientes al Gobierno de los Estados Unidos o de la información, productos o servicios contenidos en ellos. Aunque el Departamento de Defensa puede o no utilizar estos sitios como canales de distribución adicionales para la información del Departamento de Defensa, no ejerce control editorial sobre toda la información que usted puede encontrar en estos lugares. Dichos enlaces se proporcionan de acuerdo con el propósito declarado de este sitio web.

Juguetes para necesidades especiales

Aunque muchos de nosotros conocemos a los niños con distintos tipos de necesidades especiales, ¿sabe que no todos son exactamente iguales? Hay niños que sufren limitaciones físicas, como la distrofia muscular o el asma crónica, que son completamente diferentes de los que se enfrentan a problemas de desarrollo, como el autismo y la dislexia.
Entonces, ¿cómo diferenciar a un niño que padece autismo de otro que lucha contra el TDAH? Pues bien, a continuación se exponen cinco tipos comunes de necesidades especiales y se señalan los hechos para que los conozcas.
El autismo se define como una discapacidad del desarrollo que persiste a lo largo de la vida de una persona y que afecta a su capacidad para dar sentido a las cosas que le rodean, así como para comunicarse con otras personas. Los síntomas más comunes suelen ser reacciones intensas a los sonidos, los olores y las luces, retraso en el desarrollo del lenguaje y preferencia por estar solo.
Aunque el autismo puede variar en cada individuo, dependiendo de la gravedad del trastorno, puede reducirse significativamente con la intervención temprana de sus cuidadores. Hay muchos programas que se centran en la enseñanza de las principales habilidades que les faltan a estos niños autistas, como la interacción social, la autorregulación y ser más independientes. Se dice que el compositor Mozart y el artista Andy Warhol eran autistas.

Educación de niños con necesidades especiales

Hablar en exceso, estar inquieto, comportarse fuera de su sitio y tener dificultades para jugar en silencio. Interrupción constante de las conversaciones, incapacidad para esperar su turno, respuestas intempestivas. Este niño puede parecer que está constantemente «en movimiento». (Fuente: Pixabay)
Hay muchos tipos de necesidades especiales que son evidentes y visibles cuando se ve al niño. Sin embargo, hay muchas veces que hay que buscar señales que puedan ser indicativas de un problema o que necesiten nuestra intervención.
Cada niño se desarrolla a su propio ritmo, pero hay hitos clave que es importante vigilar. El desarrollo motor, el lenguaje y los retrasos sensoriales podrían identificarse en el primer año de vida del niño.
Las rabietas repetidas que el niño es incapaz de controlar o calmar, los golpes en la cabeza, los mordiscos y otras reacciones inapropiadas o exageradas ante las situaciones pueden indicar posibles problemas de comportamiento.
A continuación se presentan algunos signos o síntomas que arrojan luz sobre la posibilidad de necesidades educativas especiales. La lista no es exhaustiva ni completa, sino que se trata de unos pocos indicadores que, si se observan en la mayoría de las situaciones y se mantienen durante un período prolongado, se recomienda investigar más a fondo.

Necesidades educativas de un niño

Son niños que tienen una discapacidad o una combinación de discapacidades que dificulta el aprendizaje u otras actividades. Entre los niños con necesidades especiales están los que tienen: Retraso mental, que hace que se desarrollen más lentamente que otros niños. Discapacidad del habla y del lenguaje, como un problema para expresarse o entender a los demás. Discapacidad física, como un problema de visión, parálisis cerebral u otras afecciones. Discapacidades de aprendizaje, que distorsionan los mensajes de sus sentidos. Discapacidades emocionales, como problemas antisociales o de comportamiento.
Son niños que tienen una discapacidad o una combinación de discapacidades que dificulta el aprendizaje u otras actividades. Los niños con necesidades especiales son los que tienen: Retraso mental, que hace que se desarrollen más lentamente que otros niños. Discapacidad del habla y del lenguaje, como un problema para expresarse o entender a los demás. Discapacidad física, como un problema de visión, parálisis cerebral u otras afecciones. Discapacidades de aprendizaje, que distorsionan los mensajes de sus sentidos. Discapacidades emocionales, como problemas antisociales o de comportamiento.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad