Alpha lipoic acid propiedades

Alimentos con ácido alfa-lipoico

El ácido α-lipoico (también conocido como ácido tióctico) es un compuesto natural similar a las vitaminas. El ácido lipoico contiene carbono asimétrico, lo que provoca la presencia de dos posibles isómeros ópticos (enantiómeros): El ácido R-lipoico (isómero levógiro) y el ácido S-lipoico (isómero recíproco). El ácido lipoico funciona como cofactor de varios complejos multienzimáticos mitocondriales importantes, mejora la captación de glucosa por las células y modula la actividad de varias moléculas de señalización y factores de transcripción. Se ha demostrado que el ácido α-lipoico y su derivado, el ácido dihidrolipoico, tienen un efecto antioxidante directo debido a la neutralización de las especies reactivas del oxígeno que son destructivas para el ADN, las proteínas y los lípidos de las células. El ácido dihidrolipoico potencia las propiedades antioxidantes del ácido ascórbico, el glutatión y la ubiquinona. Las pruebas disponibles indican que la suplementación con ácido lipoico reduce los síntomas de la neuropatía diabética periférica. Los resultados de los ensayos controlados aleatorizados muestran que dosis elevadas de ácido lipoico pueden mejorar el perfil glucémico de los sujetos con trastornos metabólicos. El ácido lipoico puede utilizarse para controlar el peso corporal en personas con obesidad. El ácido R-lipoico se sintetiza en el cuerpo humano y está contenido en los alimentos en una forma asociada covalentemente a la lisina (lipoilisina). Su dosis en los suplementos dietéticos excede significativamente la cantidad en la dieta. La mayoría de los suplementos dietéticos contienen una mezcla racémica de ácido R y S-lipoico.

Reseñas sobre el ácido alfa-lipoico

El ácido lipoico (a menudo llamado ácido α-lipoico), también conocido como ácido tióctico, es un compuesto organoazufrado de origen natural que es sintetizado por las plantas y los animales, incluido el ser humano (1, 2). El ácido lipoico se une covalentemente a ciertas proteínas, que funcionan como parte de complejos multienzimáticos mitocondriales esenciales implicados en el metabolismo energético y de los aminoácidos (véase Actividades biológicas). Además de las funciones fisiológicas del ácido lipoico unido a proteínas, existe un creciente interés científico y médico por los posibles usos terapéuticos de las dosis farmacológicas de ácido lipoico libre (no unido) (3).

El ácido lipoico contiene dos grupos tiol (azufre), que pueden estar oxidados o reducidos; el ácido dihidrolipoico es la forma reducida del ácido lipoico (Figura 1) (4). El ácido lipoico también contiene un carbono asimétrico, lo que significa que el ácido lipoico puede existir como uno de los dos posibles isómeros ópticos, también llamados enantiómeros. Estos enantiómeros son imágenes especulares entre sí: El ácido R-lipoico y el ácido S-lipoico (Figura 1). Sólo el enantiómero R se sintetiza de forma endógena y se une covalentemente a las proteínas. El ácido R-lipoico se encuentra de forma natural en los alimentos (véase Fuentes alimentarias). Los suplementos de ácido lipoico libre (no unido) pueden contener ácido R-lipoico o una mezcla 50:50 (racémica) de ácido R-lipoico y ácido S-lipoico (ver Suplementos).

Deficiencia de ácido alfa-lipoico

El ácido lipoico (LA), también conocido como ácido α-lipoico, ácido alfa-lipoico (ALA) y ácido tióctico, es un compuesto organosulfurado derivado del ácido caprílico (ácido octanoico)[3]. También se fabrica y está disponible como suplemento dietético en algunos países donde se comercializa como antioxidante, y está disponible como medicamento en otros países[3].

El ácido lipoico (LA), también conocido como ácido α-lipoico,[3][4] ácido alfa-lipoico (ALA) y ácido tióctico[5] es un compuesto organoazufrado derivado del ácido octanoico[3] El LA contiene dos átomos de azufre (en C6 y C8) conectados por un enlace disulfuro y, por lo tanto, se considera oxidado, aunque cualquiera de los átomos de azufre puede existir en estados de oxidación superiores[3].

El «lipoato» es la base conjugada del ácido lipoico, y la forma más prevalente de LA en condiciones fisiológicas[3] La mayoría de los RLA producidos endógenamente no son «libres» porque el ácido octanoico, precursor de los RLA, está unido a los complejos enzimáticos antes de la inserción enzimática de los átomos de azufre. Como cofactor, el RLA se une covalentemente por medio de un enlace amida a un residuo de lisina terminal de los dominios lipoylicos de la enzima. Una de las funciones más estudiadas de la RLA es la de cofactor del complejo piruvato deshidrogenasa (PDC o PDHC), aunque también es cofactor en otros sistemas enzimáticos (descritos más adelante)[3].

Efectos secundarios del ácido alfa-lipoico

La diabetes se ha convertido en una importante amenaza para la salud en todo el mundo. Se desconocen los mecanismos exactos que subyacen a la enfermedad; sin embargo, cada vez hay más pruebas de que el exceso de generación de especies reactivas de oxígeno (ERO) asociado a la hiperglucemia, provoca estrés oxidativo en diversos tejidos. En este contexto, varios compuestos naturales con acciones pleiotrópicas como el ácido α-lipoico (LA) son de interés, especialmente en enfermedades metabólicas como la diabetes. El LA, ya sea como suplemento dietético o como agente terapéutico, modula el potencial redox debido a su capacidad para igualar el estado redox entre diferentes compartimentos subcelulares, así como extracelularmente. Tanto la forma oxidada (disulfuro) como la reducida (di-tiol: ácido dihidro-lipoico, DHLA) del LA muestran propiedades antioxidantes. El LA ejerce efectos antioxidantes en los sistemas biológicos a través de la extinción de las ERO, pero también a través de una acción sobre la quelación de los metales de transición. La suplementación dietética con LA se ha empleado con éxito en diversos modelos in vivo de enfermedades asociadas a un desequilibrio del estado redox: diabetes y enfermedades cardiovasculares. La compleja e íntima asociación entre el aumento del estrés oxidativo y el aumento de la inflamación en trastornos relacionados, como la diabetes, hace difícil establecer la secuencia temporal de la relación.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad