Ejercicios para estirar el psoas

Prueba del psoas tenso

El músculo psoas (pronunciado con una «p» muda) es un conector principal del torso y las piernas. Es un músculo muy arraigado en el núcleo que conecta las vértebras lumbares con el fémur. Esencialmente, es el filet mignon del cuerpo humano.

La mayoría de la gente considera que el psoas es la zona de nuestro núcleo donde tenemos «intuición visceral». Es el mensajero primario del sistema nervioso central. Como tal, es una vía de conexión con muchas otras partes de nuestro cuerpo. Después de todo, está directamente en nuestro centro.

El psoas forma parte del grupo de músculos conocidos como flexores de la cadera, y es el músculo más grande y fuerte de ese grupo. En conjunto, los flexores de la cadera se contraen para tirar del muslo y del torso hacia el otro. Como puedes imaginar, esta es una función muy importante para las personas.

Un psoas tenso puede tener muchos efectos negativos en nosotros. Lo más habitual es que un psoas tenso provoque problemas posturales. Un psoas tenso tirará de las vértebras de la espalda baja hacia abajo y hacia delante, lo que resulta en un arqueo de la columna lumbar. El resultado será el dolor y la rigidez lumbar y pélvica. Si no se aborda este problema, puede acabar provocando artritis en las articulaciones lumbares. Además, puede provocar desequilibrios perjudiciales e indeseados.

Cómo estirar el psoas al dormir

Explorar activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

El músculo psoas es uno de los más importantes del cuerpo humano. Está situado en lo más profundo del núcleo y está unido a la columna vertebral y a la cadera. Sin el psoas, los movimientos cotidianos, como caminar, no serían posibles, ya que es el único músculo que conecta la columna vertebral con las piernas. Además de flexionar la cadera, este músculo central profundo trabaja para estabilizar la columna vertebral y regular la respiración.

El psoas puede tensarse como resultado de un esfuerzo o un uso excesivo, lo que provoca dolor en la parte baja de la espalda y en las piernas. Un músculo psoas tenso suele ser un subproducto de estar demasiado tiempo sentado o de un uso excesivo al caminar o realizar actividades físicas como correr, montar en bicicleta e incluso hacer abdominales.

Estiramiento del psoas de pie

La mayoría de los estudiantes de yoga saben que el psoas desempeña un papel muy importante en las asanas. El músculo psoas es vital: por un lado, es un conector principal entre la pierna y el torso, ayuda a estabilizar la columna vertebral y afecta a la postura. Por esta razón, si está ligeramente desequilibrado, una persona seguramente experimentará dolor pélvico y lumbar.

En las prácticas de yoga, la forma en que utilizamos el psoas requiere que el músculo sea fuerte, sano y flexible. Es importante tener en cuenta que el psoas es un músculo que se encuentra en la profundidad del cuerpo y conecta las vértebras lumbares con el fémur.

Un psoas tenso puede causar mucho dolor y molestias, pero hay formas de controlar y aliviar el dolor.  También puede visitar nuestra tienda y comprobar nuestro masajeador del músculo psoas que puede ayudar a liberar su músculo psoas y estirar sus músculos.

En un grupo de músculos conocidos como Flexores de la Cadera, el psoas mayor es el músculo más fuerte y grande de todos ellos. Trabajando juntos, todos ellos se contraen para tirar del torso y de los muslos hacia el otro. Los flexores de la cadera tienden a ponerse cortos y tensos cuando una persona pasa la mayor parte del tiempo sentada. Estos músculos también pueden estar cortos y tensos si una persona se ejercita continuamente en actividades como el ciclismo, las sentadillas y el entrenamiento de levantamiento de pesas.

Liberación emocional del psoas

Ahora que hemos trabajado el psoas a través de la contracción en «Activación del psoas», es el momento ideal para estirarlo y alargarlo. Para estirar cualquier músculo, debemos hacer lo contrario de su acción; en este caso, necesitaremos extender la cadera, alejando la columna lumbar y el fémur. Podrás alargar el psoas de forma más efectiva estirando un lado a la vez.

Estiramiento nº 1: Este estiramiento del psoas es probablemente la versión más popular que existe. Para realizarlo, ponte en posición de embestida con la rodilla en el suelo (amortigua la rodilla si lo necesitas). Ahora aprieta el glúteo de la pierna trasera e imagina que llevas la rodilla hacia atrás y hacia el suelo, mientras la cadera se hunde hacia abajo y hacia delante. Apoya los abdominales, como si estuvieras preparando un puñetazo. No dejes que tus abdominales sobresalgan hacia fuera. Es importante estabilizar la pelvis con los músculos centrales, manteniendo la inclinación de la pelvis hacia delante.

Puedes poner más énfasis en el psoas frente al Iliaco flexionando lateralmente «el cuerpo en la dirección opuesta al lado que estás estirando».    Otra variación es rotar internamente la pierna trasera. Esto básicamente significa rotar la pierna trasera hacia el interior, golpeando un poco más profundo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad