Ejercicios pectoral en casa

press de banca

Comience en la posición clásica de press-up. Mueve la mano derecha hacia la izquierda hasta que las dos manos estén juntas. Desplace la mano izquierda hacia la izquierda hasta que las manos vuelvan a estar separadas a la altura de los hombros. Realiza una flexión y repite, moviéndote hacia la derecha. Son dos flexiones, pero sólo una repetición.
Haz una flexión de brazos con la mano izquierda sobre la caja. Desde la posición inicial, levanta la mano derecha hasta colocarla al lado de la izquierda. Mueve la mano izquierda hacia el suelo, con las manos separadas a la altura de los hombros. Haz una flexión de brazos. ¡Eso es una repetición!
Coloca las manos en una caja en posición de press-up de diamante. Baja tu cuerpo y presiona explosivamente fuera de la caja, para que tus manos aterricen en el suelo con la caja entre ellas. Cuidado con la barbilla. Inmediatamente baja tu cuerpo y presiona explosivamente hacia arriba para que tus manos aterricen de nuevo en la caja en la posición inicial. Eso es una repetición. Te has ganado el derecho a un gruñido como el de Balboa. Adelante, campeón.
Ponte en posición de flexión tradicional. Baja hacia el suelo y lleva la rodilla derecha hacia el codo derecho, manteniéndola alejada del suelo. Vuelve a presionar hacia arriba y devuelve la pierna a la posición inicial. Repite con la pierna alternativa.

prensa de piernas

Si eres como la mayoría de las mujeres, probablemente no entrenes el pecho por miedo a que tus senos parezcan más pequeños. Pero en realidad, ¡te estás perdiendo algo! Los ejercicios de pecho pueden levantar tus pechos y hacerlos parecer más grandes, dándote la forma que siempre has querido. ¿Quién no querría eso? El entrenamiento con pesas de los músculos del pecho mejorará el aspecto de tus pechos y te ayudará a evitar lesiones. Así que si eres una de esas mujeres que deciden no entrenar su pecho, entonces estas ideas de entrenamiento definitivamente te harán cambiar de opinión. Sigue este entrenamiento de pecho para mujeres para añadir un poco más de fuerza a la parte superior de tu cuerpo. ¿No tienes equipo? ¿No hay gimnasio? No hay problema. Este entrenamiento se puede hacer fácilmente en casa. Los movimientos son muy sencillos y te ayudarán a conseguir ese aumento natural que siempre has querido.
Nada puede aumentar realmente el tamaño de tus pechos, excepto la cirugía, por supuesto. Pero un buen entrenamiento de pecho para mujeres puede conseguir la forma que has querido y el levantamiento que deseas. Así que no rehúyas del entrenamiento con pesas para el pecho: no lo hará más pequeño ni mucho menos. Más bien, el desarrollo de los músculos del pecho debajo de los senos mejorará el aspecto de los mismos y los hará parecer más grandes. Sólo cuando empieces a perder peso y grasa podrás perder algo de volumen en tus pechos. Entrenar los músculos del pecho te ayudará a contrarrestar ese efecto para que no pierdas esa elevación. Además, es fácil incorporar este entrenamiento de pecho para mujeres a tu rutina habitual, sin necesidad de aparatos ni gimnasio. Utiliza estas ideas en casa al menos dos veces por semana para fortalecer y esculpir los músculos del pecho. Los efectos te darán resultados duraderos que te permitirán presumir de esas curvas con confianza.

ejercicios de pecho en casa sin pesas

Dolke dice que no hay que sentirse intimidado por la flexión de brazos, ya que hay muchas variaciones y cualquiera puede hacerlas a cualquier nivel con las modificaciones adecuadas. «Como estoy en el posparto, estoy modificando la flexión de brazos sobre las rodillas», dice Dolke. También puedes probar a hacer flexiones inclinadas sobre una superficie elevada, como un banco del parque, o contra la pared si de rodillas es demasiado difícil: Comienza en una posición de plancha con las manos directamente debajo de los hombros, y el núcleo y los glúteos comprometidos. Baje el pecho y los cuádriceps hacia el suelo, asegurándose de que los codos queden detrás de usted y no se abran. Mantén el torso y la cabeza rígidos y alinea la columna vertebral. Una vez que el pecho y los cuádriceps toquen el suelo, empuja hacia arriba hasta la posición de plancha.
Este movimiento es perfecto para fortalecer los músculos del pecho y puede realizarse en un banco o en el suelo. Empieza con pesos ligeros y ve subiendo a medida que vayas mejorando tu fuerza. Cómo hacerlo: Coge una mancuerna en cada mano y colócate en posición supina (de espaldas) sobre un banco plano y presiona los pies contra el suelo. Si está en el suelo, doble las rodillas y presione los pies contra el suelo. Mantenga la espalda neutra o plana y tire de los hombros hacia abajo y hacia atrás. Comience con las mancuernas tocando la cabeza en línea con el pecho. Inhale mientras baja lentamente las mancuernas al unísono en un amplio arco hasta que estén a la altura de los hombros o el pecho, doblando ligeramente los codos. Exhala mientras vuelves a subir las mancuernas al unísono en un arco amplio hasta la posición inicial.RELACIONADO ¿No estás seguro de cómo aumentar la fuerza con mancuernas? Este entrenamiento te lo permite

vuela

Por qué es genial: Las flexiones de brazos trabajan todos los músculos principales (incluidos los tríceps, por supuesto) y pueden ayudarte a potenciar tu rango de movimiento en las flexiones, ya que te obligan a practicar el levantamiento del suelo.Cómo: Comienza en una posición de plancha alta con los hombros sobre las muñecas. Mantenga el núcleo apretado, doble los codos y baje el cuerpo hasta el suelo. En la parte inferior, levanta las manos unos centímetros en el aire. Vuelva a colocar las manos y presione hacia arriba para comenzar. Eso es una repetición. Consejo profesional: Los codos deben apuntar a 45 grados de los lados.
Por qué es genial: Además de trabajar el pecho, este movimiento estimula tu núcleo de manera importante.Cómo: Empieza a cuatro patas con las rodillas elevadas a unos centímetros del suelo. Mantén la espalda plana y los hombros y las caderas nivelados mientras levantas la mano izquierda de la colchoneta y doblas el codo para golpear el hombro derecho con ella. Vuelva a colocar la mano izquierda y repita en el lado opuesto. Eso es una repetición. Consejo profesional: Mantén los abdominales comprometidos tirando del ombligo hacia la columna vertebral para evitar que los hombros y las caderas se muevan durante todo el ejercicio.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad