Propiedades de la l carnitina

Suplemento de l-carnitina

La L-Carnitina (ácido β-hidroxi-γ-N-trimetilaminobutírico) es un derivado del aminoácido lisina (Figura 1). Se aisló por primera vez de la carne (carnus en latín) en 1905. Sólo el isómero L de la carnitina es biológicamente activo (1). La L-Carnitina parecía actuar como una vitamina en el gusano de la harina (Tenebrio molitor) y por ello se denominó vitamina BT (2). Sin embargo, la vitamina BT es un nombre erróneo porque los seres humanos y otros organismos superiores pueden sintetizar la L-carnitina (véase Metabolismo y biodisponibilidad). En determinadas condiciones, la demanda de L-carnitina puede superar la capacidad de un individuo para sintetizarla, lo que la convierte en un nutriente condicionalmente esencial (3, 4).
Los seres humanos pueden sintetizar L-carnitina a partir de los aminoácidos lisina y metionina en un proceso de varios pasos que ocurre en varios compartimentos celulares (citosol, lisosomas y mitocondrias) (revisado en 6). En diferentes órganos, la lisina unida a las proteínas se metila para formar ε-N-trimetilisina en una reacción catalizada por lisina metiltransferasas específicas que utilizan la S-adenosilmetionina (derivada de la metionina) como donante de metilo. La ε-N-trimetil-lisina se libera para la síntesis de carnitina por hidrólisis de proteínas. En la biosíntesis endógena de L-carnitina intervienen cuatro enzimas (Figura 2). Todas ellas son ubicuas, excepto la γ-butirobetaína hidroxilasa, que está ausente en el músculo cardíaco y esquelético. Sin embargo, esta enzima está muy expresada en el hígado, los testículos y el riñón humanos (7).

Acetil-l-carnitina

ResumenLa acetil-L-carnitina (ALCAR) contiene los restos de carnitina y acetilo, ambos con propiedades neurobiológicas. La carnitina es importante en la β-oxidación de los ácidos grasos y la fracción de acetilo puede utilizarse para mantener los niveles de acetil-CoA. Otros efectos neurobiológicos reportados de ALCAR incluyen la modulación de: (1) la energía cerebral y el metabolismo de los fosfolípidos; (2) las macromoléculas celulares, incluidos los factores neurotróficos y las neurohormonas; (3) la morfología sináptica; y (4) la transmisión sináptica de múltiples neurotransmisores. Los posibles mecanismos moleculares de la actividad de ALCAR incluyen: (1) acetilación de grupos funcionales -NH2 y -OH en aminoácidos y aminoácidos terminales N en péptidos y proteínas, lo que resulta en la modificación de su estructura, dinámica, función y recambio; y (2) actuación como chaperona molecular de moléculas más grandes, lo que resulta en un cambio en la estructura, dinámica molecular y función de la molécula más grande. Según estudios controlados a doble ciego, el ALCAR tiene efectos beneficiosos en los trastornos depresivos graves y en la enfermedad de Alzheimer (EA), ambas muy frecuentes en la población geriátrica.

Resultados de la pérdida de peso con l-carnitina

La carnitina palmitoiltransferasa I (CPT1) también conocida como carnitina aciltransferasa I, CPTI, CAT1, CoA:carnitina aciltransferasa (CCAT), o palmitoilCoA transferasa I, es una enzima mitocondrial responsable de la formación de acilcarnitinas catalizando la transferencia del grupo acil de un acil-CoA de cadena larga desde la coenzima A a la l-carnitina. El producto suele ser la palmitoilcarnitina (de ahí su nombre), pero otros ácidos grasos también pueden ser sustratos[5][6] Forma parte de una familia de enzimas denominadas carnitina aciltransferasas[7] Esta «preparación» permite el posterior movimiento de la acilcarnitina desde el citosol al espacio intermembrana de las mitocondrias.
Actualmente se conocen tres isoformas de CPT1: CPT1A, CPT1B y CPT1C. La CPT1 está asociada a la membrana mitocondrial externa. Esta enzima puede ser inhibida por el malonil CoA, el primer intermediario comprometido producido durante la síntesis de ácidos grasos. Su papel en el metabolismo de los ácidos grasos hace que la CPT1 sea importante en muchos trastornos metabólicos como la diabetes. Dado que no se conoce su estructura cristalina, aún no se ha determinado su mecanismo de acción exacto.

Levocarnitina vs l-carnitina

La biosíntesis de la carnitina es un método para la producción endógena de L-carnitina, una molécula esencial para el metabolismo energético[1][2][3][4] En los seres humanos y muchos otros animales, la L-carnitina se obtiene tanto de la dieta como por biosíntesis[5][6] La vía de biosíntesis de la carnitina está muy conservada entre muchos eucariotas y algunos procariotas[7][8][9].
La L-Carnitina se biosintetiza a partir de la Nε-trimetilisina[10]. Son la Nε-trimetil-lisina hidroxilasa, la 3-hidroxi-Nε-trimetil-lisina aldolasa, la 4-N-trimetilaminobutiraldehído deshidrogenasa y la γ-butirobetaína hidroxilasa.
La primera enzima de la vía biosintética de la L-carnitina es la Nε-trimetil-lisina hidroxilasa, una oxigenasa dependiente de hierro y 2-oxoglutarato (2OG) que también requiere ascorbato. [11] La Nε-trimetil-lisina hidroxilasa cataliza la reacción de hidroxilación de la Nε-trimetil-lisina a 3-hidroxi-Nε-trimetil-lisina.
La teoría actual de consenso sobre el origen de la Nε-trimetilisina en los mamíferos es que éstos utilizan la degradación lisosomal o proteasomal de las proteínas que contienen residuos de Nε-trimetilisina como punto de partida para la biosíntesis de la carnitina[12][13][14] También se propuso una teoría alternativa que implicaba la biosíntesis endógena no peptídica, basada en las pruebas obtenidas en un estudio que consistía en alimentar a sujetos humanos normales y desnutridos con el aminoácido lisina. [15] Aunque la vía biosintética de la Nε-trimetil-lisina, en la que interviene la Nε-trimetil-lisina metiltransferasa, ha sido completamente caracterizada en hongos como Neurospora crassa, dicha vía biosintética nunca ha sido debidamente caracterizada en mamíferos ni en humanos. [16] Una tercera teoría sobre el origen de la Nε-trimetilisina en los mamíferos no implica en absoluto la biosíntesis, sino que implica la ingesta directa de alimentos vegetales en la dieta [cita requerida] El análisis de cromatografía líquida de alta resolución (HPLC) ha confirmado que los vegetales contienen una cantidad significativa de Nε-trimetilisina [17].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad