Propiedades de la quinoa

¿es la quinoa un grano?

Sarah Ellis es escritora de estilo de vida y bienestar, así como copresentadora y productora del podcast de sociedad y cultura, Subtext. Cubre la intersección del bienestar, el feminismo y la cultura pop y ha escrito anteriormente para Elite Daily, Greatist y Rewire.News.

Megan Fahey, MS, RD, CDN es una dietista registrada, nutricionista de medicina funcional y profesora de yoga registrada. Tiene un máster en Nutrición y Dietética por la Universidad de Bastyr, donde se formó para mezclar ingeniosamente las modalidades de curación orientales y occidentales.

Ahora que hemos establecido que la quinoa no es un grano de cereal, se deduce que también está libre de gluten. Si te encuentras en el espectro de la sensibilidad al gluten, la intolerancia al gluten o la enfermedad celíaca, la quinoa es una gran adición a una dieta sin gluten.      Como con cualquier producto envasado, siempre es importante leer la etiqueta y elegir una marca de calidad. Aunque la quinoa es técnicamente libre de gluten, Beyond Celiac advierte que corre el riesgo de contaminación porque a menudo se cultiva, procesa y cocina con granos que contienen gluten como el trigo y la cebada. Tómate el tiempo necesario para asegurarte de que los productos de quinoa son realmente libres de gluten e informa a los restaurantes si eres alérgico.

Beneficios y efectos secundarios de la quinoa

Tanto si es usted un adicto a la quinoa como si todavía está en la fase de «qwin-o-ah», no puede negar que la quinoa está en todas partes hoy en día. Si va a su cafetería local y trata de conseguir una ensalada que no esté cargada de este pegajoso grano marrón, lo más probable es que no tenga suerte. Pero el rápido auge de la quinoa no es otra moda para el brunch diurno. De hecho, los beneficios para la salud de la quinoa están tan mezclados y establecidos como el propio grano ancestral.

Nacida en el corazón de Sudamérica hace miles de años, la quinoa fue llamada originalmente «el grano madre» por los incas, pero en los años transcurridos, el grano ha pasado a ser conocido como un «superalimento». Si bien esa terminología ha sido ampliamente desacreditada como un poco de marketing inteligente, los beneficios para la salud de la quinua no lo han sido. De hecho, los estudios sobre la nutrición de la quinoa han revelado que este alimento es un gran impulso para la salud en general, gracias a algunas características clave. Pero antes de entrar en detalles, conviene saber exactamente qué es la quinoa.

Según el Consejo de Granos Enteros, la quinoa es un carbohidrato integral sin gluten formado por una semilla de la planta Chenopodium quinoa. Como los cereales integrales se caracterizan por ser alimentos a base de hierbas, esto significa que la respuesta a la vieja pregunta «¿es la quinoa un cereal?» es sorprendentemente no. A pesar de las similitudes visuales, la quinoa no es un grano, aunque no es infrecuente referirse a ella coloquialmente como tal. En concreto, existen más de 120 variedades diferentes de quinoa, pero la mayoría de las veces vemos la quinoa en una de las tres variantes principales.

Propiedades del trigo sarraceno

La quinoa, que se pronuncia «keen-wa», es una alternativa sin gluten a los cereales con almidón. Aunque a menudo ocupa un papel similar al de los cereales en los platos, la quinoa es en realidad una semilla de la misma familia que la remolacha, las acelgas y las espinacas. Tiene un alto contenido en proteínas y es una importante fuente vegetal de los nueve aminoácidos esenciales. Cultivada en Sudamérica (Perú, Chile y Bolivia) desde hace miles de años, la quinoa constituía la dieta básica de los incas y sus descendientes. En los últimos años, los amantes de la gastronomía la han anunciado como una alternativa superior al trigo bulgur, el cuscús y el arroz.

La quinoa tiene un alto contenido en fitonutrientes antiinflamatorios, lo que la hace potencialmente beneficiosa para la salud humana en la prevención y el tratamiento de enfermedades. La quinoa contiene pequeñas cantidades de los ácidos grasos omega-3, saludables para el corazón, y, en comparación con los cereales comunes, tiene un mayor contenido de grasas monoinsaturadas.

Con un alto contenido en fibra y más proteínas que el arroz o la cebada, la quinoa puede ser beneficiosa para quienes desean controlar su peso. Una de las explicaciones es el carácter saciante de las proteínas y la fibra, que nos ayuda a controlar el apetito. La quinoa también tiene un índice glucémico (IG) bajo, por lo que su liberación de energía más lenta hace que sea menos probable que provoque antojos y estimule el hambre.

Quinoa nutrición 100g

2. La quinoa contiene casi el doble de fibra que la mayoría de los otros cereales.  La fibra es más conocida por aliviar el estreñimiento. También ayuda a prevenir las enfermedades del corazón al reducir la presión arterial alta y la diabetes. La fibra reduce los niveles de colesterol y glucosa, puede disminuir el riesgo de desarrollar hemorroides y puede ayudar a perder peso (tarda más en masticarse que otros alimentos porque hace que te sientas lleno durante más tiempo y es menos «denso energéticamente», lo que significa que tiene menos calorías para el mismo volumen de comida).

3. La quinoa contiene hierro.  El hierro ayuda a mantener sanos nuestros glóbulos rojos y es la base de la formación de la hemoglobina. El hierro transporta el oxígeno de una célula a otra y suministra oxígeno a nuestros músculos para ayudar a su contracción. El hierro también aumenta la función cerebral, ya que el cerebro absorbe aproximadamente el 20% del oxígeno de nuestra sangre. Son muchos los beneficios del hierro; ayuda a la síntesis de neurotransmisores, a la regulación de la temperatura corporal, a la actividad enzimática y al metabolismo energético.

5. La quinoa es rica en magnesio.  El magnesio ayuda a relajar los vasos sanguíneos y, por tanto, a aliviar las migrañas. El magnesio también puede reducir la diabetes de tipo 2 al promover un control saludable del azúcar en la sangre. Otros beneficios del magnesio para la salud son la transmisión de los impulsos nerviosos, la regulación de la temperatura corporal, la desintoxicación, la producción de energía y la formación de huesos y dientes sanos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad